jueves , 18 julio 2019
destacados
Dormir mucho y estar mucho tiempo sentado es tan malo como fumar y beber

Dormir mucho y estar mucho tiempo sentado es tan malo como fumar y beber

No dormir lo suficiente trae consecuencias negativas bien determinadas por la ciencia, pero dormir mucho y estar mucho tiempo sentado también causa efectos nocivos para la salud especialmente en un rango de edad específico.

Un nuevo estudio publicado el pasado 8 de diciembre en la revista PLOS Medicine, concluyó que quienes pasan la mayor parte del día sentados y duermen más tiempo de lo aconsejado, están propensos a tener una muerte temprana como las personas que fuman y beben demasiado.

El Instituto Sax, una organización australiana promotora de salud, realizó un estudio al que tituló “45 and Up” (45 en adelante), en el que se incluyeron a más de 230000 personas australianas desde los 45 años de edad. Por cada participante la investigación determinó cuales eran sus hábitos y comportamientos poco saludables como fumar, tomar demasiado alcohol, comer alimentos poco sanos, ser sedentario o poco activo y dormir más de nueve horas por noche.

Dormir mucho y estar mucho tiempo sentado es tan malo como fumar y beber

En la edad adulta, el ejercicio y actividad física son esenciales para disminuir el riesgo de muerte prematura

Cerca del 30% de los participantes reportaron tener dos o tres de los anteriores comportamientos. Luego de transcurridos seis años, 16000 de los participantes en el estudio habían muerto.

Los investigadores encontraron que quienes no fueron físicamente activos, es decir no invirtieron más de 150 minutos en la semana en una actividad física, fueron 1.6 veces más propensos a morir que aquellos activos.

Además el estudio mostró que la combinación de inactividad física con comportamiento sedentario o con muchas horas de sueño, estuvo tan fuertemente ligado con la mortalidad entre los participantes como la combinación de mucho alcohol y fumar.

Melody Ding, miembro destacada de la Escuela de Salud Pública de Sídney y quien condujo el estudio, afirmó que cuando las personas combinaron la inactividad física con prolongados periodos de sueño y estar sentados, el riesgo combinado de muerte incrementó hasta cuatro veces con respecto a dicho riesgo en personas sedentarias y de mucho dormir, pero que al menos se ejercitaron.

Ding añadió además que si la combinación de comportamientos no saludables representa mayor riesgo que cada comportamiento por separado, el principal factor que se debe corregir para aumentar la esperanza de vida es el de la actividad física.

(Lea también: Mito o realidad: ¿es posible ser alérgico al Wifi?)

Acerca de Sara Ackerman

Sara Ackerman
Amante del cine, el entretenimiento, los animales y la buena vida. Colaboro con elrunrun.net desde el 2014. Contacto: saraackerman@elrunrun.net
Más en De todo un poco, Mundo variado
Te parecerá ridículo el crimen por el que esta abuela es perseguida por la justicia

Hábitos de pareja que envenenan lentamente la relación
Hábitos de pareja que envenenan lentamente la relación

Cerrar