miércoles , 25 noviembre 2020
destacados
Fascinante hallazgo fósil de un ancestro de la raza humana del que no se sospechaba de su existencia
El arqueólogo Lee Berger contemplando un cráneo del Homo Naledi recientemente descubierto en Suráfrica

Fascinante hallazgo fósil de un ancestro de la raza humana del que no se sospechaba de su existencia

El hallazgo de uno de los llamados eslabones perdidos en la escala evolutiva de la raza humana ha sido dado a conocer recientemente por la comunidad científica. El nuevo espécimen, del cual no se tenía siquiera la más remota idea de su existencia, fue descubierto en el interior de una cueva llamada “Rising Star” en Suráfrica y ha sido llamado Homo Naledi que significa “hombre estrella” en alusión al nombre del lugar donde fueron hallados sus restos fosilizados.

Lo más increíble de este descubrimiento radica en que por primera vez han sido encontrados en un mismo lugar, restos fosilizados de un gran número de individuos de la misma especie, con gran parte de sus esqueletos increíblemente bien conservados y correspondientes a diferentes edades, desde niños hasta adultos, y de ambos géneros, machos y hembras. Esto ha permitido reconstruir completamente el aspecto físico de esta especie y además se ha podido determinar las enormes similitudes que presentan con el género humano, y también los rasgos distintivos de simio, lo cual lo ubica como una verdadera transición evidente entre simio y hombre.

Fascinante hallazgo fósil de un ancestro de la raza humana del que no se sospechaba de su existencia

Representación artística tridimensional del Homo Naledi. Esta representación es basada en el equivalente de una cirugía de implante de tejido y piel a una base craneana reconstruida a partir de los fósiles encontrados.

Fascinante hallazgo fósil de un ancestro de la raza humana del que no se sospechaba de su existencia

Fósiles de una mano y un pié de un Homo Naledi. Estos presentan un increíble parecido con los de un humano moderno.

Uno de los fascinantes e intrigantes aspectos del hallazgo es que al parecer el interior de esa cueva era utilizado por esta especie como sepulcro. Los cuerpos de sus difuntos al parecer fueron depositados intencionalmente en ese lugar en una especie de ritual funerario, lo cual demostraría que tenían un pensamiento abstracto bastante avanzado que les permitía  entender en algún sentido la diferencia entre vida y muerte y les conducía a rendir cierto tipo de honor a sus difuntos. Estas son características propias del Homo Sapiens y es sorprendente que esta especie tan primitiva también las tuviera.

Fascinante hallazgo fósil de un ancestro de la raza humana del que no se sospechaba de su existencia

Representación artística de un grupo de Homo Naledi llevando a un difunto al interior de una cueva a manera de sepulcro. Si este fuera realmente el comportamiento de esta especie respecto de sus difuntos, se estaría hablando del ancestro mas sofisticado nunca antes encontrado.

Fascinante hallazgo fósil de un ancestro de la raza humana del que no se sospechaba de su existencia

Comparación entre los cráneos de un Homo Naledi y de un Humano. Los dos son similares pero el del Homo Naledi presenta menor capacidad.

Otro aspecto importante de este descubrimiento es que permite inferir ciertas habilidades que poseía el Homo Naledi. Algunos científicos argumentan que dada la dificultad para acceder a esa parte de la cueva y lo oscuro de la misma, es posible suponer que esta especie fue capaz de fabricar y encender antorchas con el fin de poder desplazarse en el interior de la caverna. Para entender lo trascendental del asunto, hay que tener en cuenta que hoy día la única especie capaz de encender y manipular el fuego es la especie humana y ninguna otra especie siquiera se acerca a poseer semejante habilidad, ni siquiera en la forma más elemental; por lo tanto, de ser cierto que el Homo Naledi poseía la habilidad de encender y manipular el fuego, se estaría hablando de un verdadero hombre-simio, que se asemejaría al homo sapiens no solo en el aspecto físico sino también en sus habilidades técnicas y capacidad de pensamiento abstracto, mientras que en otros aspectos permanecería siendo esencialmente un simio.

[jwplayer player=”1″ mediaid=”16820″]

Falta aún mucho más por examinar en esta cueva y hay una gran expectativa científica al respecto. Parece ser que cada vez se está más cerca de descifrar el gran misterio de los orígenes de la raza humana, al menos desde la perspectiva evolucionista.

Acerca de Jason Bourne

Jason Bourne