martes , 15 octubre 2019
destacados
¿Realmente la radiación de los teléfonos móviles produce cáncer?

¿Realmente la radiación de los teléfonos móviles produce cáncer?

Desde hace algunos años se ha especulado en muchos ámbitos médicos que la radiación de los teléfonos móviles produce cáncer. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) una filial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha oficialmente catalogado el uso de los smartphones o teléfono inteligentes como “posiblemente cancerígeno”, colocando a estos equipos dentro de la misma categoría de riesgo que los vapores de gasolina y algunos pesticidas.

Este pronunciamiento de la OMS no proporciona nuevas o definitivas evidencias que vinculen el uso de los teléfonos celulares con el cáncer de cerebro, sólo está basado en varios estudios que apuntan a esa posibilidad.

Las siguientes son cinco preguntas frecuentes sobre el tema, las cuales dan luces sobre lo que se conoce hasta el momento.

¿Por qué los científicos piensan que los teléfonos móviles podrían causar cáncer?

Durante las llamadas telefónicas y la transmisión de otros datos, los teléfonos emiten ondas de radio, un tipo de radiación electromagnética, de la cual se desconoce que tanto puede afectar al tejido humano si se expone a grandes cantidades de esta.

radiación de los teléfonos móviles produce cáncer

Las ondas de radio que emiten los teléfonos inteligentes son no ionizantes por no tener la energía suficiente para ionizar los átomos que constituyen el ADN. Esto no significa que no puedan afectar a los tejido biológicos.

La radiación electromagnética también se puede clasificar en ionizante y no ionizante. Se sabe con certeza que alta cantidad de radiación ionizante como los rayos X y UV tienen la capacidad de causar cáncer, alterando los átomos que constituyen el ADN, lo cual puede romper enlaces químicos y causar mutaciones cancerígenas.

Las ondas de radio que emiten los teléfonos inteligentes son no ionizantes por no tener la energía suficiente para ionizar los átomos del ADN (dejarlos con carga positiva), sin embargo esto no significa que no puedan afectar a los tejido biológicos, ya que producen un efecto de calentamiento. La directora de la sección de neurología del Centro Médico Cedars Sinai en Los Ángeles, Keith Black, dijo recientemente para CNN: “lo que la radiación de los teléfonos móviles hace es similar a lo que pasa con la comida en un microondas, esencialmente cocina el cerebro.”

Sin embargo este efecto de “cocinado” aún no ha sido claramente entendido por los científicos, por ahora algunos creen que puede estimular el crecimiento de tumores cerebrales.

¿Hay alguna prueba concreta que vincule el uso de teléfonos móviles con el cáncer?

La vinculación entre la radiación emitida por los teléfonos y el cáncer de cerebro aún no está probada. El estudio más significativo en el tema hasta el momento, conocido como Interphone, fue una cooperación internacional cuyos resultados fueron publicados en 2010. En la investigación se analizaron el uso de celulares y tasas de cáncer entre 13000 participantes de 13 países. El estudio efectivamente identificó un incremento en el riesgo de desarrollar un tipo de tumor cerebral conocido como glioma, entre los participantes que usaron el teléfono  por más de 30 minutos al día durante 10 años o más. Además los tumores fueron más propensos a aparecer del lado de la cabeza del cual generalmente se colocaba el teléfono.

Sin embargo, no se encontró ninguna correlación entre el uso de móviles y cáncer, para aquellos participantes con bajos niveles de exposición o uso. La doctora Elizabeth Cardis una de las investigadoras del Interphone dijo: “… estos hallazgos del incremento de riesgo en quienes más usan el teléfono, sugieren una posible asociación pero aún no hay suficiente evidencia científica”.

¿Por qué les ha tomado tanto tiempo a los científicos llegar a una conclusión?

Parte del problema es el relativo corto tiempo que han estado los teléfonos móviles presentes en nuestras sociedades. De acuerdo con el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos, los científicos no han logrado monitorear a los usuarios de celulares durante el tiempo que se requiere para que un tumor se desarrolle, lo cual puede presentarse después de muchos años o décadas.

Sin embargo en este aspecto no hay acuerdo ya que algunos científicos aseguran que los efectos serán claros cuando el tiempo transcurrido sea suficiente, mientras que otros creen ha sido suficiente el tiempo para determinar un vínculo entre cáncer y teléfonos, ya que estos se comenzaron a usar en Europa e mediados de los 80.

¿Existe algún umbral en el uso de los móviles más allá del cual se hace peligroso?

radiación de los teléfonos móviles produce cáncer

Algunas personas han interpretado los resultados del estudio Interphone como el hallazgo de un umbral desde el cual el uso de los móviles puede ser peligroso, es decir hablar por más de 30 minutos al día durante una década incrementa el riesgo de desarrollar un glioma. Sin embargo para otras radiaciones peligrosas como los rayos X, no hay ningún umbral de peligro, sólo es una relación lineal, a más exposición a la radiación, mayor el riesgo de desarrollar cáncer.

¿Tiene los niños mayor riesgo de desarrollar cáncer por el uso de móviles que los adultos?

Si los peligros de otros tipos de radiación son tomados como modelo de riesgo para las ondas de radio, los niños podrían tener más riesgo que los adultos al estar expuestos por más tiempo desde el comienzo de sus vidas. La doctora Keith Black explica: “El cráneo y cuero cabelludo de los niños es más delgado, luego la radiación puede penetrar más profundamente en el cerebro de los niños. Sus células se dividen a una tasa más rápida, luego el impacto de la radiación puede ser mayor”.

En la actualidad, al menos dos grandes estudios acerca del uso de los teléfonos móviles y las tasas de cáncer en niños se están llevando a cabo en Europa.

¿Cómo se puede minimizar la exposición a la radiación?

radiación de los teléfonos móviles produce cáncer

El uso de audífonos reduce la exposición a la radiación

Las ondas de radio emitidas por los teléfonos, son generadas en una antena que se encuentra embebida en el aparato. Luego, la mejor manera de minimizar la exposición es con el uso de audífonos que permitan utilizar el teléfono sin sujetarlo directamente a la oreja.

Ya que la intensidad de la radiación de los teléfonos disminuye rápidamente con la distancia, algunos investigadores aseguran que se puede reducir significativamente la exposición simplemente sosteniendo el teléfono ligeramente lejos de la cabeza durante una llamada. En tanto sea posible, el uso del modo de altavoz en los teléfonos que lo tengan disponible también en una alternativa para reducir la exposición.

(Lea también: Estar demasiado limpio también es un peligro para la salud. ¿Cuál es el riesgo?)

Acerca de Sara Ackerman

Sara Ackerman
Amante del cine, el entretenimiento, los animales y la buena vida. Colaboro con elrunrun.net desde el 2014. Contacto: saraackerman@elrunrun.net
Más en De todo un poco, Mundo variado
animales híbridos que muy pocos conocen
16 animales híbridos que muy pocos conocen de su existencia

que se acordó en Paris con respecto al cambio climático
¿Qué fue lo que se acordó en Paris con respecto al cambio climático?

Cerrar